Loading...

Invitada al CEMUO

Los pasados días 1, 2, 3 y 4 de marzo, se celebró en Oviedo el VIII Congreso de Estudiantes de Medicina de la Universidad de Oviedo, CEMUO, y tuve el honor de ser invitada a una de las mesas redondas organizadas: “Cuidado y vida del paciente oncológico”.

La verdad es que es de admirar el trabajazo que hacen estos chicos, estudiantes, para preparar un congreso de 4 días, comenzando con la Inauguración en el Ilustre Colegio de Médicos de Asturias y continuando en el Hospital Universitario Central de Asturias, HUCA, con multitud de actividades: mesas redondas, talleres, charlas, concursos, todos orientados al aprendizaje de distintos aspectos, que más tarde les servirán en su vida laboral. Un congreso al que acuden estudiantes no solo de Asturias, también de otras comunidades como Madrid, Cataluña, Navarra, Galicia etc. y hasta de otros países: Italia, Rumanía, Portugal y hasta de Colombia. Esto dice mucho del alto nivel que tiene y lo bien valorado que está.

Cartel del congreso

La mesa redonda en la que participé, tuvo lugar el jueves días 2, y estuve rodeada de grandes profesionales: Paula Fonseca (oncóloga), Marta García (trabajadora social de la AECC Asturias) , Natalia Álvarez (psicóloga) y Pilar Fernández (presidenta de la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico y paciente). En mi caso, como consultora de belleza (voluntaria de la AECC Asturias) y paciente.

La presentación corrió a cargo del Dr. Emilio Esteban González, Jefe de Servicio de Oncología Médica del HUCA, donde dejó reflejado lo importante que es valorar desde todas las perspectivas, no solo médicas, también sociales, psicológicas, estéticas, que pueden ayudar a los pacientes de cáncer durante y después de sus tratamientos.

Los organizadores nos prepararon una batería de preguntas para contestar desde cada una de los distintas especialidades que representábamos. También preguntas específicas, ya fueran de índole médico, estético o como vivencia desde el enfoque del paciente. Como suele ocurrir cuando algo es interesante, la hora se nos quedó muy corta, pero al menos fue intensa y creo que pudimos dar varios enfoques interesantes.

Como reflexión, creo que la organización fue de 10. Y que tenemos que tener la tranquilidad de que serán unos médicos preparados, sensibles, resolutivos y sobre todo con la vocación necesaria para hacernos sentir en buenas manos. Y eso, en gente tan joven, pero tan comprometida, es de agradecer y admirar.

Muchas gracias por haber contado conmigo.

También te puede interesar

No hay comentarios

Deja un mensaje