Loading...

Estaba en la flor de la vida

Comenzamos este nuevo año 2023 con una historia contada por la protagonista de primera mano. Chica simpática, abierta, prudente y con una naturalidad (al menos por fuera) para llevar todo el proceso, que es de admirar. Le agradecemos sus visitas “de regalo” solo para saludar o charlar un poco. ¡Nos encanta verla así de estupenda! Aquí tenéis su historia:

“Estaba en la flor de la vida. 34 años (en mi cabeza 22), con una pareja que me adoraba y que yo adoraba, unas amigas maravillosas, una familia sana y un trabajo, donde por primera vez en mucho tiempo, me sentía valorada. Mi vida había sido relativamente fácil, sin grandes desgracias ni traiciones, una familia con la que contar y una salud de hierro.

El bulto se presentó sin avisar o, ¿sí lo hizo? A veces me pregunto si aquella vez que ya noté algo era el mismo bulto, pero, ni siquiera sé si era en la misma mama o si fue quizás un sueño. Porque mi memoria falla mucho, viene y va. Olvida las cosas más importantes y recuerda otras meses más tarde. Lo que sí se con certeza es que este bulto era diferente a cualquier cosa que hubiera podido notar antes. Era grande, era duro y no se movía del sitio.

“No será nada pero por si acaso voy a pedir cita con el médico”. Bendita la hora. El médico enseguida lo notó: “No será nada, pero por si acaso te mando a hacer una mamografía”. En pocos días ya estaba dentro de la rueda. La mamografía mostraba algo claramente, la eco igual. Una semana más tarde biopsia, donde se me cayeron las primeras lágrimas y no precisamente por el dolor. Resonancia y resultados. La persona que me lo comunicó fue directa y tajante y yo solo recuerdo palabras sueltas: carcinoma, mastectomía, no metástasis, va a salir bien. Yo, por supuesto, mezclaba lágrimas con incredulidad. No puede ser. Soy joven, sana, no tengo antecedentes… Debe haber un error… No lo había. Me quedo rápidamente con lo bueno “va a salir bien”.

La siguiente cuestión era: ¿cómo cuentas esto? ¿Cómo das a la gente que te quiere una de las peores noticias que pueden escuchar? Porque aunque esto te está pasando a TI sabes que afecta a mucha más gente. La operación fue dolorosa, no os voy a engañar, pero el dolor se pasa. La primera vez que me miré en el espejo me vi extrañamente poderosa, con mis vendas a lo Milla Jovovich en El quinto elemento, y al quitar esos mismos vendajes, también.
Este es mi nuevo cuerpo y quiero disfrutarlo tanto tiempo o más que el que tenía previo a la operación, así que más me vale enamorarme de él.

Luego vinieron 6 meses de quimio para asegurarnos de que nada quedaba rondando por ahí. En mi caso un tratamiento muy llevadero, gracias en parte a Alicia y Yari que me ayudaron mucho con todo el tema de las pelucas y lo que no son pelucas: preguntas, experiencias, recuerdos, conversaciones, dudas…bendita paciencia tuvieron conmigo. Un año ha pasado ya de todo esto, el tiempo vuela y ahora a pasar mis revisiones y a disfrutar de las pequeñas y de las grandes cosas. Porque estoy en la flor de la vida. “

Bea A.

Foto: Alicia Hierro

También te puede interesar

1 Comentario

  • RAQUEL 1 año atrás Responder

    Adelante,miña nena!Aunque con dolor,valiosa experiencia de vida.Aquí estamos los que te queremos,para ayudarte y arroparte. Un abraciño con todo mi cariño.

Deja un mensaje